Dirección Nacional de AduanasSGS

Marco Institucional

Texto

¿Quienes somos?
En esta sección se puede encontrar una breve reseña sobre la Historia, Misión, Visión y Política de nuestra institución. Además, el Organigrama de la DNA y un Mapa con todas las Administraciones Aduaneras del Paraguay.


La función Aduanera, propiamente dicha, comienza en el Paraguay con el advenimiento de la Independencia de nuestro país, y más específicamente durante el período de Gobierno del Supremo Dictador, Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, quién a través de sus órdenes, consideraciones sobre el comercio internacional, adopción de normas tributarias y arancelarias, redacción y aplicación de reglamentos, establecimientos de disposiciones administrativas, ordenamiento de la operación de importación y exportación, creación de consulados en el extranjero para fomentar el comercio exterior. Fijación de los diferentes sistemas de pagos de las mercaderías introducidas al país y regulación de las actividades de los comerciantes extranjeros en la República, se constituye en el único gran Administrador de las operaciones aduaneras en el territorio nacional, por lo que acertadamente es reconocido como el padre de las aduanas de la República del Paraguay.


Antes del Gobierno del Dr. Francia, la función correspondió primero a la llamada Receptoría Principal de Alcavales y luego resguardo de las Reales Rentas de la Capital. En la época del Dr. Francia las cuestiones provenientes del comercio eran resueltas por un Tribunal del Comercio que funcionó hasta el año 1824, fecha en que los jueces fueron reemplazados por el Primer Alcalde. Las medidas del Dictador no se limitaron sólo a evitar la salida de metálico, sino que además extendía su protección a las importaciones. En efecto, el 11 de diciembre de 1813, promulgó un decreto para evitar las entradas de mercaderías sin el pago previo de derechos. Así dispuso cobrar el 8% a la introducción de cualquier efecto comercial que hasta ese entonces se hallaba libre de gravámenes. Este impuesto llegó más tarde hasta el 32%, y se cobraba también 6 veces más en concepto de impuesto a un mismo artículo. En la época de la colonia existía la costumbre secular de percibir derechos de Aduana en especie. Las dificultades de todo tipo que representaba esta modalidad, fueron consideradas con posterioridad en el Reglamento de Aduanas del 17 de enero de 1846, que en su capítulo octavo, que trata de la Recaudación de Derechos (ART.16), expresa: “Cesa la práctica de recaudar los derechos en género. Toda la importancia de ellos será cobrada en moneda corriente” Después del Gobierno del Dr. Francia, se suceden los funcionarios que orientan y dirigen la función aduanera del país, al frente de las oficinas que fueron conociendo progresivos cambios en su denominación hasta finales del siglo pasado.


En un proceso de renovada evolución en el plano de las normativas aduaneras, puede citarse la Ley N° 667/24, de Tarifas y Arancel de Aduanas, que en orden de importancia da lugar al Decreto N° 18.199 del 24 de Febrero de 1947, por el cual se promulga el Código Aduanero de la República.


Posteriormente, por Ley N° 1.173/85 se establece un nuevo Código Aduanero y es reglamentado por el Decreto N° 15.813/86, hasta que fueron derogados por el actual Código Aduanero, sancionado por la Ley N° 2422/04 y el Decreto Reglamentario N° 4672/05.

CENTRO DE ATENCION Y RECLAMOS INFORMACION

Red Social, Síguenos!!

Documento sin título